jueves, 13 de diciembre de 2012

Quince semanas

Las personas "normales" detestan que las futuras madres les hablen en semanas. O al menos, así me pasaba a mi antes de que me inflaran el bombo alguna noche de Septiembre. 
Y hoy por hoy, entiendo los por qué de contar el tiempo de ese modo. Paso a detallar:

  • Es muy difícil ir contando en meses.
Se supone que el embarazo dura como 40 semanas (aún no estoy muy segura, debo googlear eso) por lo que a nadie le dan las cuentas si quieren deducir de eso, 9 meses. Parece que los médicos tienen una realidad paralela, un calendario alternativo que debemos seguir las embarazadas. Nuestros meses no duran 4 semanas como los del resto de los mortales, y para saber exactamente de cuántos meses estamos debemos hacer una cuenta un tanto complicada (para mi al menos, que nunca me aprendí las tablas) como para hacerla mentalmente las 532 veces que nos preguntan "¿De cuánto estás?". 
La cuenta, según me comentó una amiga, (también embarazada) es:

CANTIDAD DE SEMANAS / 30* 7

Y yo me mareo en la mitad, porque no sirvo para esto y siempre respondo: "3 meses y algo"/"Algo asi como 3 meses"/"3 meses y medio" (para los más exigentes).

  • Todas las embarazadas desarrollamos una ansiedad exasperante.
Y contando el progreso del bebé en semanas, parece como que crece más rápido, falta menos para conocerlo o alguna otra excusa que idea nuestra retorcida mente.
  • Porque SI.
Ahora que estoy preñada, descubrí el maravilloso placer de saber que cada cosa que haga, está justificada. Se me permite todo. Que si me quiero comer una barra entera de chocolate Águila (como efectivamente hice esta tarde) está perfecto porque a Bebé le hace bien, que si no quiero hacer la cola del banco, saco un poquito más la pequeña pancita que me salió y todos me dejan pasar (como efectivamente implementé esta mañana), que si quiero dormir como morsa todo el bendito sábado, y levantarme a comer un sandwich de banana con dulce de leche parada en la cocina y en pijama, está perfecto, porque lo necesito, y si me quiero comer un choripán a las 3 y media de la tarde, también lo tengo permitido, así que no se para qué vengo a darles explicaciones sobre por qué contamos el tiempo en semanas...

Ahora los dejo, porque voy a hacer buena letra y me voy a comer una fruta. Además, hace diez minutos que no voy al baño y ya me estoy haciendo pis de nuevo.

7 comentarios:

  1. No uses, por el amor de Jebus, el termino "preñanda". No sos una vaca, mi amada Chivi :) !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Cala bonita, me pareció chistoso ese término, prometo no volver a usarlo!! Un besote!

      Eliminar
  2. Yo entiendo de semanas y entiendo de meses. Lo que no voy a comprender nunca es la relación entre semanas y meses!!!!
    Me vuelvo loca!!!
    Y qué decir del 9º mes???
    Para mi a los 9 meses nacía el bebé. O sea, coincidía con la fecha probable de parto... pero parece que no... que empieza antes. Entonces si llegas a termino con tu embarazo estuviste embarazada 9 meses y medio???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii! son como 9 meses y medio de embarazo!! A mi cuando me dijeron 40 semanas me quedé pensando, y la verdad no me cerraba por ningún lado!!
      En fin, hay que acostumbrarse nomás!
      Beso!

      Eliminar
  3. es un lio eso de las semanas... veo que estamos de casi el mismo tiempo, yo con algunas semanitas mas, lo curioso es que yo no me senti embarazada hasta como el 4 mes y pico (soy malisima con lo de las semanas). ahora de 5 y pico estoy empezando a entender eso de comer un sandwich de parada en la cocina o esconder cosas ricas en el carrito del super asi padredemihija no se entera hasta que lleguemos a casa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja yo agarro las golosinas que están cerca de la caja mientras él pasa adelante mío, y así las ve sólo cuando la cajera las pasa para el otro lado y es tarde para dejarlas! muajajaja!!
      Yo me sentí embarazada desde el día en que me enteré, de hecho, como cuento en otro post, si no hubiese sido por los síntomas no sabía que estaba porque tenía un atraso de dos días y si bien soy super puntual, soy un desastre con las fechas y no tenía idea de cuándo me tenía que venir jeje.
      Te sigo, un beso!

      Eliminar
  4. Saber el tiempo exactamente es algo confuso, de todas maneras cuando me hice mi primera ecografía me dijeron el tiempo y una fecha aproximada, al final fueron dos días de diferencia.

    ResponderEliminar

Vos también tenés algo para enseñarme?