martes, 29 de enero de 2013

Caballerosidad, y todas esas cosas que los hombres no tienen

Hoy fui al banco y delante mío había tres hombres. Los dos primeros estaban charlando entre sí, y los tres me vieron llegar, me miraron la panza y siguieron como si nada.
Yo ni los miré, esperé a que llegue el turno de alguno de ellos para que gentilmente me cediera el lugar.
Pasó el primero, la nada misma.
Mientras lo atendían, los otros dos que quedaron se pusieron a conversar. El último (el que estaba justo adelante mío) le contaba que su mujer estaba embarazada de cinco meses.
Ahí pensé, este si o si tiene que dejarme pasar por conocimiento de causa. Se sabe que las embarazadas si estamos mucho tiempo paradas nos descomponemos (se sabe no? A mi me pasa siempre, al menos).
Pasó el segundo y la nada misma otra vez.
Pasó el tercero, el de la mujer embarazada y tampoco atinó a decirme nada. Yo quedé parada como un poste, sintiendo dolor de espalda y un leve mareo.
Y los odié profundamente. Porque debo confesar que a mi antes me daba un poco de bronca que las embarazadas tengan prioridad en todos lados, pero siempre las dejaba pasar, y ahora entiendo el por qué.
Encima, yo no me creo con ningún derecho de pasar, por eso ni me da la cara para pedir el lugar, o el asiento en el colectivo, pero sólo pido un mínimo de consideración, teniendo en cuenta que son las 8 de la mañana, no desayuné, y ustedes son tremendos grandulones que se bancan diez minutos de cola sin problemas, porque no les duele la espalda y no les baja la presión.



Yo les juro que soy lo menos hinchapelotas del mundo con esto. Nunca, pero nunca pido el lugar. De hecho he rechazado el asiento del colectivo más de una vez, cuando me sentía bien.
Pero estas cosas me dan bronca, sólo por el hecho de no haber atinado a dejarme pasar. Por ahí si yo me sentía bien, y ellos me ofrecían el lugar, yo les decía que no, que no había problema, pero hoy lo necesitaba.
Con respecto a haber rechazado el lugar en el colectivo en más de una ocasión, fue por lo siguiente:
Vivo a dos kilómetros de mi trabajo, y me tomo el colectivo sólo los días de calor en los que no tengo ganas de caminar hasta mi casa.
Por lo que son poquitas paradas en el camino, y si consigo asiento bien, pero si no lo consigo, no me importa tanto.
Más de una vez, quien me ofrecía el asiento eran señores grandes, con pinta de obreros, con las manos curtidas y la cara cansada.
Y ahí yo me di cuenta de que si bien es importante que vaya sentada por un montón de motivos, no soy quien para sacarle el asiento a una persona que laburó todo el día, y está igual, o más cansada que yo.
Así que siempre digo "no se preocupe, me bajo enseguida" (a menos que me esté sintiendo MUY mal) y los dejo en su asiento.
Pero los tres tipos descarados del banco de hoy, me sacaron de quicio. Maleducados!

19 comentarios:

  1. Ufa!
    esta vez sos vos la que tiene algo para enseñarnos.

    ResponderEliminar
  2. Hay muchos hombres que son muy mal educados.

    Yo siempre cuento que una vez en el correo haciendo la cola para pagar o mandar una carta atras mio habia una chica embarazada de muy poquito pero embarazada y adelante nuestro todos hombres,el chico del correo NOS AVISA que va hacer pasar a una chica embarazada si teniamos problemas,todos decimos NO, menos uno.

    Que dijo: por que yo tengo que esperar mi turno por que esta mina decidió abrirse de piernas y tener un hijo?...

    MI CARA,MAL EDUCADO ES POCO LO QUE LE DIJE Y LE DIJERON.POR QUE LE DIJERON DE TODO,HASTA LA JEFA DEL CORREO,AL SORETE DE TIPO.

    un besote
    ayez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habria que haberle preguntado al tipo si él había nacido de un tubito de probeta.
      Porque es la única que se me ocurre para que tenga algún "derecho" a quejarse.
      Estoy indignada!
      Besos

      Eliminar
    2. Eso! Coincido con Sil!! Que pelotudo! Se merecía que lo echaran del lugar jajaja

      Eliminar
  3. La próxima dirigite al cajero (la persona, no la maquina) o al de seguridad para que te hagan pasar sin hacer cola, acá se estila mucho eso, la mujer embarazada se dá cuenta que nadie la deja pasar y va con el guardia. Y siempre la adelantan y ella no tiene que pasar por pedirles a los demás que tengan un poco de buena voluntad o educación, porque después de todo, venimos de alguna panza, y quien nos llevó alguna vez le habrán cedido un lugar, no?
    Me frustra la gente estúpida, la gente maleducada, la gente así.
    Estando en un colectivo, y sentada en los asientos de atrás de todo, tuve que ceder el asiento a una madre con bebé, porque los escuerzos hijos de puta de los "caballeros" alojados en los asientos de adelante, estaban "durmiendo".
    No me quejo, le hubiese dado el asiento un millón de veces mas, me jode la estupidez de los demás hombres, y mucho.

    Besotes (Ay! Se me despertó la ira!! Maldita humanidaT!!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si una vez que yo me sentía un poco mal, y el super estaba requeterrecontra lleno Martín le preguntó a la cajera por la caja con prioridad, y le contestaron que no había, pero que pase igual. Y la mayoría de la gente no me hizo mala cara (no sé que habrán dicho a mis espaldas jajaja), pero a mi me da vergüenza pedirle a cualquiera, siempre siento que voy a aguantar, aunque en la mitad de la espera me empiezo a marear jaja. A veces me pongo "límites de aguante" y me digo a mi misma, "espero cinco minutos más y si no me toca pido que me dejen pasar", pero la mayoría de las veces me quedo callada de lo tímida que soy :S

      Eliminar
  4. Yo tampoco pedi ami lugar hasta que me avive! Hablaba con gente de información si tenian caja preferencial,y me acompañaban a una caja, le avisaban al cajero y listo!
    No esperes nada de la gente conseguilo vos! :-P

    ResponderEliminar
  5. a mi la otra vez me reto la cajera del carrefour por no pasar antes. Pero es que a mi me da cosa!! Se que no deberia pero asi es....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te retó?? jaja.
      Cuando yo era cajera (durante dos años) me pasaba que llegaban las embarazadas a mi caja y me decían "Cóoomo nadie me dejó pasar, esta no es la caja de prioridad???" Y a mi no me quedaba otra más que contestarle, pero vos me tenés que avisar, yo desde la caja no te veo hasta que llegás acá!!
      Yo me muero de la vergüenza, no creo que me anime a pedir el lugar a menos que me sienta demasiado mal!
      Un besote

      Eliminar
  6. La verdad es que hoy en día son pocas las personas que realmente se fijan en el otro. Cada uno va en su mambo y es lógico, pero estos tres perejiles no se pudieron haber hecho más los pelotudos.
    Por lo general, acá, tampoco se dejan muchas veces el asiento por voluntad propia de los tipos pero los demás pasajeros se lo hacen saber. Yo misma como adolescente si estoy sentada y veo a una futura mamá o a una persona con dificultades le doy mi lugar y no es una cosa que uno tendría que decir como si fuera un honor pero así estamos...

    La próxima le tirás un ejemplar de Rayuela en la cabreza a alguno de los tres. Queda desmayado en el piso y vos pasás con Cata a cuestas. :)

    Beso y abrazo grande para ambaaaaaaaas.
    PD: Mamá bloggera yo también te quiero mucho ehhhhhhhhhh, y ni qué decir de la pequeña... el otro día viendo la eco se me caía la baba. <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja atrás mío había un señor leyendo un libro que no pude ver cuál era, pero se veía muy gordito. Debí haberselo pedido prestado no? jajaja, un besote chiqui (que linda tu con la eco <3)

      Eliminar
  7. basta chivi, porque ahora me hacés pensar que las embarazadas si se sienten mal de verdad, y no lo hacen a propósito.
    jajajaja

    un besoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii! Te juro que tenemos sentimientos reales!! (Bueno, algunas...)

      Eliminar
  8. si te sirve de cosnuelo, aunque no tanto, pasa en todos lados! aca (italia) me pasa a full! y como decis, son los viejitos o laburadores los que se apiadan de una, quizas proque entienden mejor lo dificil que es estar parada. Decidi ser un poco caradura y me mando con zapan adelante y pido el lugar (si es que realemente no me banco mas la espera). Hacelos sentir MAL!!!!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me dan unas ganas barbaras de dejarlos mal ante todos y hacerles dar cuenta que son unos pelotudos, pero no me da la cara! :(
      Así que en Italia son iguales? No es viveza criolla entonces? jaja
      Besotesss

      Eliminar
    2. Me paso algo horrible haciendo un tramite en migraciones. Un milico me deja pasar porque me ve la panzota, y en la fila se escucha gente que empieza a putear... EN ARGENTINO, no español: ARGENTINO!!!! me dio una tristeza. me di vuelta y les dije en el caento lo ams argento posible: que si era muy terriblel para ellos que pase primera ya que no daba mas con la panza, pero sino entendia. Se hicieron los macanudos. que bronca me dio!

      Eliminar
    3. Se habrán pensado que eras una tana? Esa si que es típica argenta! la pelotudez de ir a otro país y putear a la gente en nuestro idioma! que vergûenza!!! jajaja

      Eliminar

Vos también tenés algo para enseñarme?