miércoles, 30 de enero de 2013

Cuando los hijos decepcionan

Ayer se me vinieron a la mente esos hijos de ricachones.
Sus padres, exitosos empresarios, alguna vez desearon que sus hijos sigan sus pasos, lleven adelante su empresa.
Pensaba en los tipos que hoy son exitosos, pero que empezaron de abajo, esos mismos que tienen dos hijos,  uno que sigue sus pasos, y otro que se dedica sólo a gastar su dinero.
O peor aún, de esos que todos sus hijos son vagos, o tienen uno solo al que no le interesa la empresa familiar y tarde o temprano, termina fundiéndola.
Esas personas construyeron su imperio, su fortuna, y toda su vida con esfuerzo, o con lo que sea, pero lo construyeron.
Y luego su mujer quedó embarazada, y ahí me imaginé, no a tipo poderoso, sino al humano, al padre feliz soñando con su hijo nonato, heredándole frustraciones y sueños propios que su hijo, de acuerdo a la fantasía del padre, debería cumplir.

Más adelante, le dio la educación necesaria para que en un futuro, quede a cargo de su primogénito: su empresa.
Pero el retoño, cuando deja de ser tal, se da cuenta que no le gusta estudiar, que le gusta la joda, y que con todo el dinero que tiene no va a ser necesario trabajar nunca en su vida.
Y el padre ya no le da bola porque creció, él está viejo y cansado, y tiene otras cosas más importantes que hacer.
De esa manera, el hijo se mete en cualquiera, y así, entre viajes, drogas, mujeres, (u hombres), shoppings (si es mujer), playas y fiestas varias, se olvida por completo de que alguna vez, antes de nacer, alguien soñó otra cosa para él.

Y pasándolo a nuestro plano, el más humilde donde no existen millones ni yates, pienso qué sueños propios tendrá mi hija.
Yo quisiera que sea revolucionaria. No, no quiero que sea como el Che, no le pido que libere naciones, sino en el sentido de que nunca se quede quieta, ni callada, que luche por sus derechos y defienda a los inocentes hasta en las cosas más tontas.
Quisiera que respete al otro, que sea buena, solidaria, que respete la vida animal y vegetal.
Y tengo miedo, de que por más que yo le de la educación y los ideales, que intente pasarle toda esa información de a poquito y con los años, en algún momento se de cuenta que le gusta otra cosa y se desvirtúe su vida.
Que su único sueño sea el de casarse con un viejo con plata, o bailar en un cabaret porque ama el caño, que deje la secundaria en tercer año, se meta en drogas, disfrute torturando animales, se llene de hijos a los 16, o simplemente se de cuenta que "lo suyo es la repostería" pero no se de cuenta de que en realidad, es malísima para eso.

Yo sueño con una niña adorable, pero se que en unos años se va a convertir en alguien que yo desconozca. Alguien ajeno a mi persona, ajeno a mi mente, a mis gustos, y mis principios.
Alguien que me va a tirar cosas por la cabeza y me va a gritar "Te odio" cuando no la deje salir a bailar.

Tengo miedo de la persona en la que se va a convertir mi querida hija. 

16 comentarios:

  1. Chivi!! jajaja vos y tus pensamientos!!

    los hijos nunca salen como los padres quieren o se idealizan antes de tenerlos entre manos.
    Aunque si los chicos absorben todo lo que los padres le dan,le enseñan,escuchan y ven,de ahi sale algo,algo que a ellos mas le gusta y capaz que a vos no,pero lo vas amoldando y le seguis enseñando.

    Creo que lo mejor de ser padre es aparte de amarlo incondicionalmente y darle los gustos es enseñarle todo lo que uno aprendió y lo que no y ver que sale de ahí,le guste a quien y le guste a quien no.

    Cata va a ser muy revolucionaria!! y sobre todo una YEGUA!.

    BESOTESSSSSSS
    Ayez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo único que pido es que no sea mediocre, y que sea buena, por dios que sea buena!! Me cuesta pensar cómo sostener ideales puros en este mundo tan corrupto :(
      Un besote!

      Eliminar
  2. Gran post Chivi. Lleno de verdades y miedos reales.

    Tu hija va a ser lo que ella quiera, pero mientras estés para guiarla desde los primeros años, con paciencia, dedicación y amor, ella va a saber que las drogas, los hijos a los 16, el caño, el jovato con plata, o la repostera wannabe; no serán cosas para ella, todo, absolutamente todo se mama desde los primeros años; y es ahí en donde tu esfuerzo tiene que ser enorme... y sé que lo será, y seguro que a sus 15 años te va a decir que te odia, que no te soporta y hasta se va a avergonzar alguna de vez... pero en los momentos de oscuridad, que tan plagada esta la adolescencia, te va a tener a vos, va a tener a quien recurrir, y eso la va a salvar de cualquier camino negativo que quizás se le aparezca...

    Beso muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hiciste llorar! También pensaba en cuando se averguence de nosotros jaja, me olvidé de ponerlo en el post!
      Gracias por tus palabras! <3
      Besote

      Eliminar
  3. ajajjajaa
    pero queridaaa
    no tema , va a ser la hija que deba ser!
    inculcando buenos valores, dudo mucho que crea que la clave del éxito sea agarrarse un viejo con plata.

    ResponderEliminar
  4. Si piensan que con la educación que yo le de va a ser buena y todo lo demás, qué me dicen de la cantidad impresionante de abuelos abandonados en asilos porque sus hijos se los quieren sacar de encima?
    Todos y cada uno de ellos habrá metido la pata alguna vez? O habrá un par, o unos cuantos, que siempre hicieron las cosas bien con sus hijos, le enseñaron todo y dieron su vida por ellos?
    Me da miedo terminar abandonada en un asilo!!

    ResponderEliminar
  5. Chivi! una cosa a la vez... cuando estes viejita discutimos lo del asilo. (mi vieja tiene la fantasia de formar un "geria-beach" una casa en la playa con todas viejas jubiladas para pasar sus ultimos años a pura joda... no es mala idea!) volviendo a lo primero...
    Yo comparto en parte tus miedos, pero creo que mucho amor, ejemplo (sobre todo nuestro ejemplo como madres y padres) y tiempo compratido en la vida de nustros hijos hacen una diferencia gigante. Quizas esos padres de quien hablas no pasaban tiempo con sus hijos por tanto trabajo que tenian. no se... la manzana no cae tan lejos del arbol. Besote!

    ResponderEliminar
  6. ah! y en algun momento, adolescente, te va a gritar te odio... va a putear porque no la dejas salir porque tiene materias abajo y va a vestirse como sabe que vos odias... yo lo hice!!!!! pero despues se pasa. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo hice! y según mi profesora de psicología como padres tenemos que aguantar todo eso (si nos corremos, el adolescente no tiene con quién agarrarselas y seguramente se vaya a hacer vandalismo a la calle). Con respecto al asilo, está bueno eso que decís, y también mi abuela por ejemplo, siempre soñó con vivir su vejez en un lugar de Uruguay que se llama Hogar Español, que es como un asilo muy bonito para españoles al que fue mi bis abuela cuando no podía vivir más sola. Pero tengo miedo de que me abandonen :(
      Yo se que le voy a dar lo mejor de mí, pero el miedo está ahi jajaja
      Besotes!!

      Eliminar
  7. Ni te explico el terror que tengo yo! Que ya lo estoy viviendo en carne propia, sobre todo por el caracter rebelde que tiene tu ahijadita!
    Sólo espero que ese caracter sepa usarlo para su bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! vamos a tratar de que asi sea! jajaja

      Eliminar
  8. ¡Tranquila Chivi querida que todavía faltaaaaaa!

    Como hija, y adolescente, te digo que muchas veces uno a los hijos los cría de manera similar si tiene más de uno. Misma casa, mismos modos y también casi los mismos valores trasmitidos; el punto es que después de esta especie de ingreso lo que era el pequeño se va transformando para bien y para mal. Será, en su momento, la hora de ponerle los límites si vemos que está andando por un camino dudoso. De lo contrario, si uno los educa con amor, con bien y con fe, a la larga eso se refleja en el chico.

    No sé si será demasiado idealista mi postura pero así lo creo. Ahora, relajada, que mientras tanto Cata sigue cómodamente pasando una temporada en esa panza. :)

    ResponderEliminar
  9. Nere: Si debo concentrarme en el presente y no irme tan a la mierda con el tiempo jajaja, pero bueno, a veces mi mente vuela!! Llegado el momento, veremos :)
    Besote!

    ResponderEliminar
  10. Se me mezclo todooo,que lindo te quedo el blog,me reia con tu post en el face jajajaa
    me dan ganas de tener un hijo con tantas cosas de bebe aca!!!!

    ResponderEliminar
  11. Yo no me preocuparía porque termine bailando en un caño. Con buena educación y valores seguramente eso no suceda.
    De lo que no hay forma de zafar es del "Te odioooooo". La maternidad es un trabajo muy ingrato, se da mucho más de lo que se recibe y le vas a dar todo a Cata y ella en algún momento de su vida le va a dar todo a sus hijos, es así.

    ResponderEliminar
  12. Pau: Vos crees que esos gustos raros se asocian a la educación? A mi me parece que se generan por el entorno, ponele que a las amiguitas de mi hija les guste bailar en el caño, entonces ella se entusiasma, y a la mierda la educación que le di! jajajaa
    Tengo que repetirme tu último párrafo como un mantra!
    Un besote :)

    ResponderEliminar

Vos también tenés algo para enseñarme?