martes, 15 de enero de 2013

La triste historia de algo que no podía tener

Hoy temprano cuando salíamos de casa para ir a trabajar, Martín me dice: "¿Escuchás eso? Es un gato bebé!".
Yo le contesté que no, que era un tero, o algún ave de esas que suelen romper los kinotos con su gritito insolente a toda hora (incluso a la noche), pero el fue un metro y medio hacia adentro del complejo y volvió con un pequeño gatito en sus manos.
Me dijo, "Acá tenés tu ave". Y yo en ese mismo instante, morí de amor.
Un gato gris, minúsculo, llorando en busca de alimento, con unos ojos celestes demasiado grandes para su pequeña carita.
Primero me desesperé. Luego mi instinto maternal me hizo entrarlo y servirle leche.
Mi gata miraba toda la escena desde arriba de la alacena, las perras escuchaban todo desde el patio, y yo sólo quería darle de comer a ese bebé necesitado.
Quería dejarlo adentro e irme a trabajar tranquila, pero mi gata en cuanto bajó de la alacena le maulló muy feo. Martín lo agarró y se lo llevó para afuera, diciendo "Traé una caja y la leche y lo dejamos en la puerta".
Ahí vi como a él nunca se le había pasado por la cabeza quedárnoslo. Y me quedé calladita tanteando el terreno.
Cuando cerramos la puerta, dejándolo afuera en la caja, el pequeño comprador de corazones salió y nos empezó a seguir.
Bajó los escalones con una facilidad que nos sorprendió. Con sus patitas de 5 centímetros daba unos saltos enormes hacia abajo, todo con tal de seguirnos.
Finalmente, Martín dijo de llevarlo en el auto, ya que una compañera suya hace un tiempo le había dicho que quería adoptar un gato. Otra vez lo estaba perdiendo...
Además, me dijo que llame a la señora que nos dio en adopción a Uma, nuestra gata, y le diga que lo tenemos por las dudas de que su compañera no lo quiera.
Una vez en el auto, el gato no dejaba de maullar y pedir cariño. Martín manejó hasta mi trabajo con él en su falda, pero en un momento se puso serio y me dijo: "Está terminantemente prohibido quedarnos con este gato".
Ahí otra vez me desilusioné. Los gatos y los bebés no son incompatibles! ¿Por qué no lo podemos adoptar?
Yo sé que ya tenemos suficientes animales, pero tenemos patio donde dejar a las dos perras, la gata Uma hace su vida tranquilamente, y un gatito más no sería tanto problema en nuestras vidas...

La chica a la que llamé me dijo que tiene mucho trabajo y no está agarrando gatitos. La compañera de Martín le dijo que no lo iba a adoptar, y el pequeño pasará la mañana en nuestro auto. Quiero ver cómo se deshace de él después de eso!!

Sospecho que mi hijo va a tener otro hermanito gatuno. Martín lo bautizó "Antonio", yo en mi mente, mientras planeaba quedarmelo pensaba en "Fellini", pero no me disgustaría decirle Tony siempre y cuando la piedra humana sin sentimientos afloje y me deje adoptarlo!

17 comentarios:

  1. Mira que dentro de un tiempo Bebé va a necesitar espacio!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si pero cuánto espacio puede ocupar un minino chiquitito más??

      Eliminar
  2. Olvídenlo. Martín ya consiguió hogar y dueño para el minino -_-

    ResponderEliminar
  3. Me gustan este tipo de blogs son sobre embarazos, donde se cuentan anécdotas y se dan consejos. Y cuando nace el Bebé es como una sensación rara, porque hace meses que venís leyendo sobre como iba creciendo la panza y de un día para el otro ya aparecen fotos y videos.
    Bueno, tenes una nueva seguidora :D espero que sigas haciendo más entradas!

    Suerte! y felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juli bienvenida! Por ahora planeo seguir escribiendo, así que van a haber más entradas.
      Y mañana es la eco así que el jueves ya viene la primer foto que van a ver de mi bebé!
      Un beso grande!

      Eliminar
  4. Lejos de los gatos tenes que estar, beia!!! :( Cuando tengas el baby, ahí sí. Antes no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cala! La gine y la nutricionista me dijeron que no pasaba nada con los gatitos! Sólo que tenga un poquito más de cuidado que antes, por lo que cada vez que acaricio a Uma me lavo las manos, y NUNCA le cambio las piedritas (esto me vino bárbaro jajaja).
      Me dijeron que corro más riesgos de agarrarme toxo comiendo carnes mal cocidas o verduras mal lavadas que por los gatos, así que estoy re tranqui con eso. Hubiese sido imposible alejarme de mi gata durante 9 meses!!
      Al final Martín ya consiguió dueño. Me quedé sin gato nuevo :(
      Un besote!

      Eliminar
    2. Juajajaja aguanten las bicheras! me vino barbaro esto de la "posible toxoplasmosis" para no cambiar mas piedritas y de paso canazo no levantar un tereso mas del jardin... hehe.
      ponete contenta por el minino que amor no le va a faltar!! :)

      Eliminar
    3. Siiii hay que aprovechar eso al máximo!
      Yo la paso bien con eso y con la ropa del lavarropas, que cada vez que la voy a sacar me dan mini contracciones así que la pongo, pero no la saco muajajaja.

      Eliminar
  5. Te iba a decir que ojalá lo convencieras, pero después lei que le encontraron otro hogar! Y bueno, tal vez es lo mejor, dado que ya tenes animalitos y al baby en camino..
    Yo tengo ganas de adoptarme un gatito!! Tal vez cuando vuelvo de las vacaciones..
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay si Estela! Son lo más dulce del mundo! Eso sí, ojo con tu lindo sillón rojo!!
      Besotes

      Eliminar
  6. Lo bueno de todo esto es que el pequeño no se quedó sin reparo. Decile a la nueva dueña si podés que te mande fotitos y esas cosas. jajaja.
    Yo soy muy muy de los perritos. Me pueden considerablemente.

    ¡Besos dobles y abrazos dobles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un pibe el que lo adoptó y no ya fue, que se lo quede no quiero saber nada más de él, me hace mal ahora.
      A mi me pueden todos los animales sin excepción! Los amo tanto y tengo un traumita que me hace tener la necesidad de protegerlos jajaja!!
      Un besote Nere, cómo estás vos???

      Eliminar
  7. Chivi entende que vas a tener un hijito mi vida!!! que son muchos en tu casa..y cuando el bebucin crezca vas a necesitar mucho espacio!!! bien el gesto de Martin!! y es obvio que estas a flor de piel,pero calma!! un besote!!!
    ayez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero era un pequeño gatito que no podía hacerle mal a nadie! Cuánto espacio puede ocupar? jeje
      Ya me resigné igual, ya fue :(
      Besotón

      Eliminar

Vos también tenés algo para enseñarme?