martes, 26 de febrero de 2013

Regreso triunfal... bah más bien de rodillas

El insomnio de esta madrugada algo raro traía.
Y es que me se de memoria que tengo que evitar comer carne a la noche, y sobre todo acostarme enseguida de cenar, pero así y todo, ayer lo hice, y a las 5 de la mañana me desperté con un malestar horrible.
Y es así como me pasé dos horas yendo y viniendo al baño, la mayor parte de ellas, arrodillada delante del inodoro, qué imagen tan adorable!
Lo único que se me pasaba por la cabeza era "¿por qué? tengo que levantarme en dos horas! Por qué el mundo es tan cruel conmigo? No me importaría pasarme la noche entera así, si al otro día no tuviese que laburar más de ocho horas y media!".
No me importaba el malestar. Yo sólo quería dormir.

Como mi compañera se fue esta semana de vacaciones, y además estamos a fin de mes, es absolutamente impensable que falte. Así que cuando sonó la alarma del teléfono abrí mis ojos resignada, y después de remolonear mucho, me levanté sin ganas, y a trabajar...
A la vez, el sábado estuve con contracciones y me asusté mucho. Eran sin dolor, de las Braxton, pero notaba que eran bastante rítmicas y empecé a prestar atención al reloj.
Cuando me di cuenta que pasaban cada 15 minutos, le avisé a Martín, y fuimos al hospital.
El hospital no me dejó más tranquila, estuve una hora esperando a que me atiendan en la guardia.
La chica de recepción nos dijo que "creía que por estar embarazada tendría prioridad", pero no nos confirmó nada, y yo tuve que soportar los nervios de pensar, que si fueran con dolor, si fueran de parto, qué pasaría en ese caso, perdería a mi bebé porque los señores me hicieron esperar sentada?.
En esa hora Martín fue a averiguar dos veces, y nada. Yo sólo quería llorar, me sentía desprotegida, abandonada, y sobre todo, preocupada.
Al final me atendió una doctora embarazada también, que me hizo tacto (aprendí que es algo horrible, pero me dejó tranquila), escuchamos sus latidos, y me mandó a hacer análisis por si tenía una infección urinaria.
Infección descartada, me dijo que seguramente las haya provocado el movimiento del viaje, el "traqueteo", que me quede tranquila, y que iban a pasar.
Y bueno, pasaron, pero me dejaron rondando en la cabeza qué hubiese pasado si me mandaran reposo absoluto. En mi trabajo no puedo faltar... ¿entonces?

Hoy a la madrugada, también pensaba en eso. Últimamente es algo que me pasa seguido por la cabeza, sobre todo por la presión que siento cada vez que surge la posibilidad de faltar... "posibilidad" no es la palabra, sino "NECESIDAD".
Al principio del embarazo, en una ecografía vieron que tenía un hematoma en la placenta. Me dijeron que le muestre la eco a mi doctor, y que seguramente me iba a dar reposo.
El turno con el doctor para mostrarsela lo tenía a los dos días, y esos dos días fueron los más miserables que recuerdo. Por un lado, el saber que me es imposible faltar, por el otro, saber que arriesgaba la vida de mi bebito tan chiquito, y me sentía tan mal, tan impotente ante esto...

Así que así ando pasando mis días de regreso de las vacaciones. No se qué ven ustedes en esto que leen, pero la verdad es que no la estoy pasando nada bien...

16 comentarios:

  1. Uy chivi...que garron de esperar tanto en la guardia para que te atiendan...yo tambien me hubiera sentido como vos.Si tenes que hacer reposo,va hacer lo mejor para las dos y que en el laburo vean como se arreglan,aparte cuando la tengas a cata te corresponden los dias de maternidad!!! despreocúpate por eso y espero que no sigas con vómitos
    ayez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo de la licencia ya lo hablamos acá y no sé cómo se arreglarán, pero eso ya es por ley que me corresponde, distinto a las inasistencias que encima siempre me pasa algo a fin de mes cuando menos puedo faltar!!
      Ya no tengo vómitos, pero sigo sintiendome mal :(
      Un besote

      Eliminar
  2. Hola Chivi! si te mandan reposo así será..la salud primero! recordá q sin salud no podemos trabajar!
    Cuidate, anda en camara i q el tiempo pasa de la misma manera si uno vive apurado!
    beso enorme! buen martes!
    Gaba♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gaba, voy a tener en cuenta eso de ir más tranqui, total es cierto que apurándome a veces las cosas me salen al revés jaja.
      Un besote!

      Eliminar
  3. Mirá Chivi, es una cuestión de prioridades. Si te llegan a mandar en algún momento reposo, eso es lo que tenes que hacer. Que en tu trabajo se arreglen, pero tu salud y la de la beba van primero que todo..
    Por suerte esto no fue nada, solo un susto..
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si por suerte vengo zafando, la verdad es que no se cómo haría en el caso de tener reposo :(
      Un besote!

      Eliminar
  4. 1º Si te hubieran mandado reposo, lo hubieras hecho, cuanto mucho trabajarias desde tu casa.
    2º Ya se que me dijiste que no te rezongara, peor lo hago igual, no vuelvas a cenar y a acostarte enseguida. Obvio que en la cena podes comer carne, pero trata de que al menos pase una hora o mas para acostarte.
    He dicho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es un lío trabajar desde casa, y sobre todo sin tener internet :(
      Ya no me retes! A partir de ahora se acabaron las cenas! Voy a tomar "la´once"

      Eliminar
  5. Ufff... Qué tema lo de sentirse desprotegida y vulnerable estando embarazada. Es inevitable. En mi caso pretendo que todos me tengan consideración, pero eso se cumple, como mucho, un 5% de las veces que lo pretendo.
    Respecto de tu preocupación, coincido con el comentario de Estela. Es cuestión de prioridades. La prioridad sos vos y la beba. Si en el laburo se les cae el mundo a pedazos porque faltás, es un tema de ellos, no tuyo. Vamos, encima si odiás tu laburo, posta te vas a arriesgar por él? Quizás son señales...
    Te mando un beso grande y espero te sientas un poco mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no quiero arriesgarme por él, pero sinceramente, no me queda otra! No sabés lo que es esto! Ahora les voy a explicar bien...
      Un besote!

      Eliminar
  6. Bueno chicas, les escribo a todas.
    Primero muchas gracias por sus comentarios de siempre.
    Segundo, paso a hablarles del laburo:
    Cuando yo entré a trabajar acá, eramos tres chicas.
    Las tareas se repartían perfectamente y casi nunca había problemas.
    Un día, una de mis compañeras renunció, y desde ese día quedamos las otras dos, haciendo el laburo que antes hacían tres.
    Por lo que si una está de vacaciones, como es el caso de ahora, la otra no puede faltar, ya que no habría nadie para atender el estudio.
    Por otro lado, yo no se hacer lo de mi compañera, ni ella lo de mi sector, así que cuando alguna de las dos falta, no hay NADIE para hacer nuestro trabajo.
    Así que no se me puede ni pasar por la cabeza faltar a fin de mes, como ahora, porque nadie podría hacer el laburo que tengo que ir entregando estos días.
    Ya sé lo que me van a decir: No es tu problema, que se arreglen ellos, que se aguanten los clientes...
    Pero les juro que no puedo. Creo que tengo demasiado sentido de la responsabilidad y no podría estar tranquila en casa, haciendo reposo, y sabiendo que acá arde troya.
    Martín me lo repite incansablemente, que falte, que no me esfuerce, que si me dan reposo no le pida a la doctora de trabajar igual, pero no puedo. Porque además sé que a la larga me afecta a mi, porque en algún momento tengo que volver de ese reposo, y mamita la que me espera!
    Así que es por eso que estas cosas me afectan tanto. Ya se que no tendría que darles mayor importancia, y dejar todo en manos de mis jefes, pero yo les juro que me es imposible :(
    Beso a todas.

    ResponderEliminar
  7. Chivi... tu bienestar y el de tu bebe es lo unico importante. Yo soy docente, en argentina era profe full time en una escuela privada, tenia mas de 150 alumnos a la semana (7 cursos) imaginate que cuando faltaba por enfermedad era el fin del mundo para el colegio. con tu mismo sentido de la responsabilidad iba sintiendome para atras, hasta que un dia el cuerpo me dijo basta. Migrañas, mareos, vertigo, cuello duro y hasta un nervio en la cara tomado... no me quedo otra, por ley, que tomar reposo... me vio un medico que me prohibio trabajar. ROTUNDAMENTE. despues que me recupere renuncie. a lo que voy es... nadie es irremplazable. me costo entenderlo, pero es asi. No esperes a llegar al punto de explotar... como van a hacer en el estudio cuando te tomes licencia por maternidad? que empiecen a practicar ahora... incluso ellos mismos deberian motivarte a que te cuides y cuides a cata. no solamente porque deberian ser humanos y empaticos, sino porque legalmente para ellos es mejor que a uds nada les pase.
    En cuanto a lo del hospital, si te sirve de algo, son todos iguales! aca me pasa lo mismo... (mal de muchos consuelo de tontos dicen... pero es tristemente cierto). Besote y espero que pasen estos dias negros yaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario me ayudó mucho a pensar con más claridad. Es bueno cuando uno se siente con la soga al cuello y ve que hay casos peores, (me imagino que los alumnos saltaban de la alegría, pero para el colegio SI debería ser la muerte!) y que aún así, hay una salida jeje.
      Hoy me siento mejor, pero ayer hasta último momento estuve con náuseas. De hecho vomité a la tarde de vuelta, pero bueno, por suerte ya pasó :)
      Te mando un beso grandote!

      Eliminar
    2. Vamos Chivi!!! me alegro que estes mejor... cuidate mucho! besos

      Eliminar
  8. Chivi, un bajón, yo tengo mi mamá que está embarazada y se siente discapacitada, porque por ejemplo no se puede agachar ni puede hacer mucha fuerza, me pide que busque sus zapatos debajo de la cama y algunas ropas le queda chica y eso le desmotiva (no tiene nada que ver, pero te cuento), tu embarazo es y tiene que ser una prioridad, al carajo el laburo, vos encargate de lo más importante: tu beba:)

    ResponderEliminar
  9. ¿Chivi linda estás mejor? La verdad es que te leí ayer y me quedé preocupada a pesar de estar llamada al silencio bloggero en cuestiones de comentarios. Espero que la reina esté radiante como se la percibe desde afuera en esa panza preciosa. Y, en especial que vos, su mamá y su cable a tierra te sientas mucho mejor.

    Respecto al laburo pensá que si no estás bien de salud no podés hacer bien ni una cosa ni la otra. La prioridad es Cata, y entiendo de tu sentido de la responsabilidad, pero de por medio estás vos. Siendo una persona, una futura mamá y por último una empleada en un contexto laboral. A relajar que se acerca el finde y las horas de descanso.
    Espero que te sientas un poco mejor ya.

    ¡Un abrazo enorme para las dos!

    ResponderEliminar

Vos también tenés algo para enseñarme?