miércoles, 26 de junio de 2013

Los resabios del dolor

Pocas veces desde que nació Cata tuve dificultades para dormirme.
El insomnio que tanto me afectaba durante el embarazo desapareció desde que no duermo 4 horas seguidas, y cada vez que mi cabeza toca la almohada caigo en un sueño profundo.
Pero hace un rato, mientras mi abuela y Martín cuidaban a mi hija, y me mandaban a descansar un poco, al meterme en la cama e intentar dormir recordé mi parto.
Recordé sólo los dolores, uno a uno, desde las contracciones hasta el momento en el que salió, a pesar de que fue en medio de una nebulosa confusa.
Y al recordarlos, me di cuenta de que cada vez que me dispongo a dormir, por más que concilie rápidamente el sueño, siempre, pero siempre sin excepción recuerdo mi parto con lujo de detalles.
Muchas mujeres dicen que es el dolor más grande del mundo, pero que pronto se olvida. Que al ver la cara de sus hijos lo olvidaron todo, o algo por el estilo.
Quizá aún es muy pronto para mí, pero tengo muy presente esos dolores, no olvidé ninguno y me persiguen como pesadillas. De hecho el otro día soñé con el parto, reviviendo el sufrimiento una vez más.
Las contracciones duelen al recordarlas, el momento en el que intentaban bajar a la gorda mientras yo pujaba duele, al igual que cuando me cosían los puntos, o me sacaban la placenta. Pero lo que más me duele es recordar el instante en el que el médico me clavó el codo en la panza.
Tanto que había leído y escuchado que eso no se debía hacer. Tanta ley sobre el parto respetado prohibiendo que los doctores lo hagan, y yo estaba tan dolorida, tan desesperada que no dije nada.
No hice nada al respecto, más que sentir que algo se quebraba en mi vientre mientras él me clavaba su codo.
Por suerte todo salió perfecto, y estoy eternamente agradecida al doctor, a la obstetra y a las enfermeras por acompañarme y ayudarme en el parto.
Mañana tengo un turno con el traumatólogo, porque los puntos se fueron, el útero está completamente retraído, las pérdidas son normales, pero el coxis y el sacro siguen doliendo demasiado.
A veces estoy sentada y pego un salto al sentir que el hueso cambia de lugar, es un dolor indescriptible, que viene cuando menos lo espero.
Otras veces, la mayoria, sufro al tener que pararme de la silla, el sillón o la cama, siento que al intentar ponerme de pie, todos mis órganos hacen fuerza para abajo, duele mucho.
Bueno, se que lo que se tiende a aconsejar, o a acotar en estos casos (al menos mi abuela me lo vive repitiendo) es que tengo el mayor regalo del mundo, que todo el dolor sufrido y actual valen la pena, y sé que es cierto; sé también que debería sentirme la mujer más feliz del mundo por este peceto que se convirtió en el amor de mi vida; pero a veces el dolor es más fuerte...
Les dejo un beso grande para todas. Gracias eternas por estar siempre del otro lado, las quiero mucho!

14 comentarios:

  1. Uh! Que bajón estar recordando el parto cada vez que te acostas.. tal vez sea porque todavía algunos dolores los tenes muy presentes, todavía no deben haber terminado de cicatrizar los tejidos. Ojala se te pase todo eso prontito y puedas descansar mejor..
    besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Estela! Yo también espero que esto pase prontito, pero te juro que recuerdo el parto con miedo. Ojalá ese miedo no me dure, el dolor es algo secundario...
      Besos!

      Eliminar
  2. Chivi!! q feito debe ser eso!!Ojala pase pronto este mal trago de tanto recuerdo doloroso y tantos dolores en el cuerpo...es molesto no poder disfrutar de lo mas bello q la vida te regaló! y no hay consejo q alivie un dolor..de afuera todos hablamos...es la facil, pero el cuerpito q la esta pasando fule es el tuyo, asiq si podes tomar algún calmante hacelo asi podes calmarte y aliviate! (ignoro por completo si se puede, ya q no soy mamá)
    Beso gigantee! y abrazo de oso!!
    Gaba♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si en el hospital me daban un ibuprofeno a la mañana y uno a la noche, pero al dolor del hueso no le hace ni cosquillas!
      A veces me tomo uno, o un paracetamol, pero bueno, vamos a ver qué dice el traumatologo hoy!
      Por suerte hoy estoy un poquito más tranquila (lo que no significa que siendo las 13:30 no haya recordado el parto una vez más...)
      Un besote!

      Eliminar
  3. Hola, Chivi!! Ya vas a ir sintiéndote mejor. Pensá que, además de toooodo, uno come mal y poco, descansa mal y poco y, por ende, disfruta mal y poco. Yo tuve partos rápidos y no recuerdo los dolores, pero recuerdo PERFECTAMENTE estar sentada, de madrugada con Rosario llorando sin saber qué hacer y preguntarme si iba a ser para siempre. Creo que estás en carne viva en todos los sentidos. Y es lógico. Pero ya pasa. Sana, sana... abrazo, Andrea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea! Por suerte tengo a mi abuela hasta la semana que viene, que se encarga de cuidarme a la enana mientras descanso durante el día, y de recordarle a Martín que debo comer bien asi me cocina jaja.
      Es verdad que aún estoy en carne viva. Y lloro bastante más de lo que imaginé. Pero gracias a sus consejos y comentarios, se que va a pasar y voy a disfrutar enteramente de mi hija!
      Te mando un beso grandote!!

      Eliminar
  4. ay ni idea Chivi , me re cagaste en esta soy lo menos maternal que puede existir ajajaja
    solo que unos buenos tés de melisa o tilo ( pero no de saquito, de los de verdad) te ayudan a relajarte y dormir mejor.
    Beostes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Juanitaaa!! sueño es lo que me sobra! Me llego a tomar un te de esos y mi hija se queda sin comer por una noche entera jajajaja
      Besotes!!

      Eliminar
  5. Ay nena menos mal que vas al medico, yo la verdad despues de la primer semana no tuve mas dolores, pero bue, veremos que te dice el medico.
    Y como sabes que tu ahijada nacio como a las escupidas, de dolor no puedo hablar mucho, solo que hace poco soñe que tenia otro parto, y solo asi revivi lo que senti aquel dia.v
    Besotonessssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo desde el día en que parí. Mientras Martín me preguntaba si me animaría a volver a pasar por esa experiencia, le dije que sólo con epidural. Nunca jamás tendría un parto así, tan crudo, no podría :(

      Eliminar
  6. son tantas emociones y dolores y ansiedades y miedos y felicidades encontradas chivi! les mando besos a rolete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermosura! Son demasiados sentimientos! Apenas puedo controlarlos :S
      Besos!!

      Eliminar
  7. Acabo de escuchar algo que creí que jamas escucharía, es que ya creía que era de otro mundo, el dolor del sacro y del coxis, a mi me dolía muchísimo al pararme de la silla y cuando me volvía a sentar, pero no solo después del parto antes de estar embarazada inclusive, tengo escoliosis en la columna, y parece que el parto no la ayuda mucho. He hablado con muchas mujeres y a ninguna le había dolido.
    El resto de los dolores creo que con el tiempo se minimizan y nos olvidamos, por que sino no repetiríamos, aunque yo pase 16 horas en trabajo de parto y terminé en cesárea, creí que no querría más partos y al momento de llegar la segunda quería que naciera de forma natural y no por cesárea, mi madre dice Que la Virgen te cubre con su manto para que olvides los dolores del parto, yo creo que a algunas las cubre más que a otras je.
    Suerte en la consulta
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Existen varias recomendaciones que se pueden seguir para tener un embarazo saludable y un post parto sin preocupaciones.
    Las ecografías 3D son particularmente útiles para explicar determinadas malformaciones y prevenir enfermedades.
    Pero todo depende de las condiciones del embarazo y del diagnóstico que se vaya dando durante en control prenatal.
    Por esto las ecografías son muy importantes para hacer un seguimiento a las condiciones del embarazo y del bienestar del bebé.

    ResponderEliminar

Vos también tenés algo para enseñarme?